hannahpalamaraphotography-09475_edited_edited.jpg
crecer_web_RGB-white.png

Parto en casa:

Entrevista a Emilio Bastida, comadrona
@emiliobastidamatron

Sobre Emilio

En este Crecer hablamos con Emilio Bastida sobre el parto en casa. Emilio es matrón, profesor de hipnoparto y autor del libro 'Mi parto en casa'.

Hablamos sobre algunos mitos alrededor del parto en casa, de las principales razones por las que algunas mujeres escogen esta opción, del rol de la pareja entre otros. 

Razones principales para elegir el parto en casa

Michele Odent, obstetra francés, cuenta que, al igual que las otras mamíferas, solo necesitamos dos cosas para parir: 

  • sentirnos seguras

  • no sentirnos observadas

En casa nos sentimos más seguras de por sí, es nuestro entorno, nuestro hogar y es fácil sentirnos seguras y controlar quién entra y sale del hogar. Ésto que parece tan simple, tiene un efecto directo en el parto y su evolución. En casa le estamos poniendo más fácil a nuestro cuerpo para poder hacer lo que está diseñado a hacer: parir a nuestro bebé. 

Muchas mujeres que paren en casa lo hacen porque se han informado mucho y saben que dar a luz en casa es seguro y va a ser el mejor lugar para ellas y sus bebés. Quieren estar en control y tener una experiencia íntima para recordar. En casa puedes estar con las personas que quieres y que prefieres tener a tu lado. El equipo sanitario se desplaza a tu casa, en tu ambiente.

Pero desafortunadamente la gran mayoría de mujeres que escogen un parto en casa lo hacen empujadas por una mala experiencia con un primer nacimiento en el hospital, quizá porque han sufrido violencia obstétrica. También cabe mencionar que algunas mujeres sienten que el hospital fue bien pero sienten que en casa hubiera sido mejor y eso es lo que buscan con su segundo bebé. Y normalmente son mujeres a las que les resuena el tema y les llama por algún motivo, mujeres muy informadas.

Métodos de confort alternativos a la epidural

Existen muchos métodos de confort que se pueden utilizar en un parto en casa. Lo importante es que la mamá sea consciente de ello y tenga a su disponibilidad esta caja de herramientas. Durante el seguimiento del embarazo ya se va creando esta lista de preferencias que incluye:

 

  • El apoyo continuo de la matrona en el proceso. Hay muchos estudios que demuestran que un apoyo continuo resulta en mejores resultados para mamá y bebé. Se va creando un vínculo porque se tiene la oportunidad de conocer a la matrona durante el embarazo. Eso es muy importante porque da mucha tranquilidad y satisfacción cuando llega el momento.

  • El masaje en el sacro alivia a la mayoría de mujeres pues las sensaciones de parto se notan muchas veces en la zona lumbar.

  • Aromaterapia

  • Acupuntura

  • El uso del agua: la piscina de parto seguramente es una de importante. Tanto para el proceso de dilatación como en la expulsión. 

  • Todas las técnicas de hipnoparto.

  • Crear el ambiente concreto y específico que esa mamá necesita, lo cual no se puede hacer en un hospital porque el personal sanitario no tiene el mismo tiempo para acompañar de la misma forma. El ratio de matronas por número de mamás en el hospital no es el mismo que en casa, y entonces no se puede esperar lo mismo por un tema de recursos de personal. 

El rol del acompañante

Un parto en casa facilita que tu acompañante de parto tenga un rol activo en el proceso, pues está en su ambiente, sabe donde están las cosas y se siente más a gusto. Estar en su misma casa hace que asumir este rol sea más fácil y tu acompañante pueda ser de más utilidad de forma más natural. Claro que un acompañante de parto preparado desempeñará un rol increíble en cualquier lugar, es simplemente que en casa le es más fácil.  

 

Tu acompañante en casa forma parte del proceso; puede hacer muchas cosas para ayudar a la mamá y además la conoce mejor que nadie y puede entender mejor sus necesidades. 

En casa, adoptar este rol más activo, es más fácil psicológicamente.

¿Qué pasa si algo va mal? Mitos y desinformación basada en falta de evidencia

Esta es una pregunta que se preguntan muchas mamis pues tenemos muy interiorizado que el parto es un evento peligroso, aunque en realidad no sea así. Y esto es debido básicamente al miedo, está basado en los prejuicios y la desinformación. Cuando la mamá se informa y lee sobre la evidencia sobre el parto en casa y va conociendo casos de cerca, se da cuenta que esta idea no es tan loca como había pensado inicialmente. Estamos influenciados con información falsa, no basada en evidencia científica y cambiar esta mentalidad no es fácil. Solo el que busca la información veraz se da cuenta de ello.

 

Siempre acudimos a la casa con un montón de material que nunca se acaba utilizando y se nos caduca.

 

Además durante todo el proceso de embarazo se valora la situación individual de la mamá para ser apta para el parto en casa. Tienen que haber unos criterios seguros y se valora que la mamá sea de bajo riesgo (o mejor dicho, esté dentro de un proceso sano de embarazo). En estos casos la evidencia dice que el riesgo de mortalidad en el hospital o en casa es el mismo, en cambio la morbilidad, es decir, los riesgos que pueden afectar a la salud del bebé o de la mamá es mucho menor en casa. Eso es, entre otras cosas, porque no hay uso de epidural, no hay uso de oxitocina sintética o de cualquier otro medicamento. Existe libertad de movimiento, lo cual ayuda a que el bebé se coloque en la posición óptima para nacer.
Por todo ello es mucho más raro que ocurra algo en casa que en el hospital.

 

En algún caso, muy excepcionalmente, se produce una emergencia obstétrica y aún así no se produce instantáneamente. Las matronas continuamente valoran el proceso y lo van plasmando en unas gráficas, y si ven que algo se va saliendo de la normalidad se hace un traslado al hospital.

Las matronas llevan “todo un maletón” con el mismo material sanitario que tendrían en un hospital, y siguen todo un protocolo para resolver las incidencias de la misma forma que se haría en un hospital. Lo único que no tienen es un quirófano, pero es muy raro que se necesite un quirófano de manera inmediata por algo tan grave, y más en casa como se ha comentado antes.

Las matronas tienen medicación y material para resucitar al bebé en caso de que fuera necesario, intubar al bebé, intubar a la mamá,... todos estos materiales habitualmente caducan sin haberse utilizado. Las matronas hoy día están totalmente preparadas para atender esas emergencias obstétricas. Hay una fuerte formación.

Lo cierto es que en el hospital ocurren muchas más complicaciones porque se derivan de la propia intervención en el proceso natural del parto. Esto es lo que la gente no tiene en cuenta y se habla desde el desconocimiento. La evidencia nos dice que el parto en casa es seguro.

¿Y si cambio de opinión y quiero la epidural?

Por supuesto se podría trasladar al hospital, la opción existe,  pero es muy, muy raro que pase. 

El proceso se ha trabajado mucho, el acompañamiento es total, el ambiente, el acompañante, todo ello hace que las mamás ni se lo planteen. Sobre todo porque el momento más intenso del parto acostumbra a ser cuando ya está saliendo el bebé, cuando en breves la mamá tendrá a su bebé con ella.

La importancia del ambiente de parto

No podemos hablar de parto en casa y no hablar del ambiente de parto. Es importantísimo crear el ambiente que la mamá quiere: mantener las luces tenues, tu música, un ambiente tranquilo,... el que la mamá haya querido crear. Estar en casa con tus cosas influye mucho, en realidad no hace falta mucho para crear un ambiente favorable al parto. Y en el postparto este ambiente continúa siendo clave, esas primeras horas después de dar a luz, estando en tu cama, tranquila y relajada con tu bebé,...

 

Y a nivel hormonal influye en que normalmente el parto en casa es más rápido, no hay el parón del traslado y llegada a un entorno desconocido.

 

Además si la mamá ha hecho la preparación al parto con hipnoparto, con las visualizaciones, en casa, en un ambiente relajado y conocido,... A nivel psicológico es mucho más potente. El cuerpo reacciona mucho mejor; instintivamente deja fluir el proceso con naturalidad. Todo lo contrario de estar rodeada de un ambiente estresante, bajo presión, sintiendo que una pierde el control,...  

Y si se va a dar a luz en el hospital, también se puede crear un ambiente favorable al parto. Requiere un poco más de esfuerzo pero se puede conseguir perfectamente. 

 

Así que parir en casa es una opción muy válida para muchas mujeres y esta decisión no debe tomarse por miedo a ir al hospital sino por querer dar a luz en casa. La decisión debe tomarse desde el convencimiento de que es lo mejor y desde el corazón.

¡Muchas gracias Emilio!

Os recomiendo visitar su Instagram y página web